Carne silvestre europea - Carrillera de jabalí estofada

La naturaleza ha mantenido imperturbable una carne noble y respetuosa con nuestro entorno.
Un sabor irresistible para auténticos reyes.

Dificultad: media

Preparación: 35 minutos

Cocción: 60 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

Carrilleras de jabalí estofadas

  • 1 diente de ajo
  • 2 cebollas
  • 1,5 kg. carrilleras de jabalí
  • 5 gr. sal
  • 5 gr. orégano
  • 25 gr. aceite de oliva
  • 400 ml. vino tinto
  • 1 tomate
  • 300 ml. agua
  • 2 zanahorias
  • 10 ml. vinagre de Jerez
  • 5 bayas de pimienta
  • 2 patatas

Cebolla frita

  • 20 ml. aceite de oliva
  • 1 cebolla fina
  • 60 gr. harina
  • 5 gr. sal

Además

  • 20 gr. queso manchego curado ahumado
  • Brotes y flores
  • Pan negro de semillas
  • Ciruelas pasas

Preparación:

Carrillera de jabalí

Cortar la carrillera de jabalí y sal-pimentar. Una vez salpimentado, pasar por harina y marcar con poca cantidad de grasa en el recipiente donde se termine su cocción.
Una vez marcado a fuego fuerte, reservar en un plato e ir agregado las verduras y las hortalizas al recipiente por orden de dureza, el ajo laminado, la cebolla en juliana (finas tiras), la zanahoria, el tomate y la patata.

Acto seguido, una vez todo este pochado incorporar la carrillada que habíamos reservado con anterioridad. A continuación agregar el vino tinto y dejar hervir unos segundos. Por último el agua y las especias, dejar cocer muy lentamente, hasta que este tierno. Una vez tierno sacar los ingredientes por separado. La carrillera la reservaremos y la pondremos junto con una pizca de salsa. El resto de salsa lo colaremos, para su posterior uso.

La patata y la zanahoria la cortaremos y reservaremos. Por último marcar a la plancha cada una de las carrilleras antes de servir.

Cebolla frita

Pelar y cortar la cebolla en juliana (finas láminas), acto seguido colocarlas en agua y sal. Una vez desangrada, escurrir y espolvorear con harina y freír en abundante aceite para conseguir una textura crujiente.

Presentación

En un plato llano colocar la salsa reducida y colada del guiso. Sobre esta colocaremos la carrillera. Existe la posibilidad de agregar queso manchego rallado ahumado sobre estas y gratinarlas. Una vez todo en el plato, colocar en cada carrillada una flor de tomate o un brote, para aportar un sabor y un aspecto visual más apetecible.

Conoce más sobre la campaña en nuestra sección para profesionales


ZONA PROFESIONAL

Nuestras recetas.


  • Canelón de zanahoria relleno de perdiz estofada

    Existen multitud de formas de elaborarlas, siendo la más común el escabeche, aquel que años atrás se realizaban para conservar lo máximo posible estos manjares, actualmente utilizado para recordar ese maravilloso sabor.

  • Carrillera de jabalí estofada

    Es uno de los protagonistas más perseguidos en la temporada venatoria, su carne con una imagen renovada ante el consumismo cinegético actual, se hace con un gran puesto en los platos de autor y alta cocina.